miércoles, 29 de enero de 2014

Napoleón, de nuevo en Viena



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El trece de agosto Napoleón Bonaparte sale de París con dirección a Alemania. Una vez más ha diseñado su campaña a la perfección y se promete que antes de un mes habrá llegado a Viena.

Ratisbona
Ratisbona, en la actualidad.

- Napoleón, herido, vence en Ratisbona


Finalmente Napoleón Bonaparte tarda tres semanas, hace recorrer a sus tropas cien kilómetros en cuarenta horas y derrota a su enemigo en una serie ininterrumpida de cinco combates. En el último de ellos, en Ratisbona, mientras observa las defensas de la ciudad con unos catalejos, es alcanzado ligeramente en el pie por una bala. Tras ser atendido por su cirujano monta a caballo de nuevo y conduce a sus tropas a la victoria.

- Derrota en Essling


De nuevo en Viena Napoleón se aloja en el Palacio de Schönbrunn ocupando las mismas habitaciones que en los tiempos posteriores a Austerlitz. Pero, la guerra aún no ha concluido y días más tarde sufrirá su primera derrota en Essling, aunque las pérdidas han sido terribles para ambos lados. En esta batalla ha perdido también a un viejo compañero de armas, el general Lannes. Una bala de cañón le ha destrozado las piernas y la gangrena ha hecho presa en él con la celeridad acostumbrada, a pesar de la rápida amputación a la que ha sido sometido. Al igual que en Eylau, no se puede hablar de vencedores y vencidos, dad la carnicería mutua que ambos bandos se infringieron, pero lo evidente es que Napoleón no alcanzó en ella una de sus espectaculares victorias y que en ese momento su campaña parece ir peor que nunca.