domingo, 5 de enero de 2014

Limpieza de especuladores



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cuando regresa a París, Napoleón se encuentra con una situación financiera caótica. Los portadores de billetes eran presa de una paranoia económica y se precipitaban al Banco de Francia para que hiciese efectivo su reembolso. Corría el rumor de que las especulaciones de Ouvrard, principalmente, habían llevado el banco a la quiebra. La debilidad del ministro de Hacienda que había prestado los fondos de banco había resultado trágica.

- Los especuladores, amenazados por Napoleón Bonaparte


El Emperador actuó con toda brutalidad y amenazó a los especuladores con mandarlos a Vincenne, donde ya sabían lo que les esperaba, o devolvían el dinero sustraído inmediatamente. Cuando el ministro de Hacienda le ofreció su cabeza, Napoleón le dijo: "¿Qué quieres que haga con ella, gran cabrón?".

Banco de Napoleon
Banco Central de Francia, fundado por Napoleón Bonaparte.

- Se frena la grave crisis económica


Sus amenazas surten efecto en los especuladores y se logra frenar la grave crisis económica. Tras el triunfo en Austerlitz se encontraba de inmejorable humor, lo que no le impedía ser severo en el castigo de las faltas. Escribió a Italia a su hermano José, el rey:

"Estoy muy contento de los asuntos de aquí; me ha costado mucho tiempo arreglarlos y hacer vomitar a una docena de bribones, a la cabeza de los cuales está Ouvrard. [...] Estaba dispuesto a fusilarlos sin proceso. Gracias a Dios han devuelto todo; naturalmente eso me ha puesto de mal humor. Te cuento esto para que veas lo bribones que son los hombres. Hace falta que un jefe de gobierno tenga una fuerte dosis de bondad para no convertirse en misántropo".