sábado, 11 de enero de 2014

Napoleón se refugia en Finckenstein



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Napoleón se refugia en el antiguo fuerte prusiano de Finckenstein, allí está dispuesto a esperar al deshielo para proseguir su lucha contra los rusos. Durante unos meses gobierna desde allí el mundo. Se ha instalado confortablemente y, además, su amor, la condesa Walewska, se encuentra en una habitación junto a él, hecho del que sólo están enterados su ayuda de cámara y el mameluco Rustam, que le acompaña desde sus tiempos de Egipto.

Finckenstein

- Napoleón Bonaparte se dedica a gobernar


Con su acostumbrada precisión, su dedica a gobernar y envía a París numerosísimos informes y cartas en los que se ocupa absolutamente de todo, desde intervenir con medidas económicas en la crisis de valores que se produce, hasta organizar fiestas o decidir subvenciones para la reparación de edificios y estudiar la creación de una Academia de Historia. Su eficacia es deslumbrante y sólo descansa por las noches junto a su querida condesa polaca, de quien se siente cada vez más enamorado.