martes, 7 de enero de 2014

Eleonora Denuelle



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En estos días la hermana de Napoleón, Carolina, mujer de Murat, le ha buscado una nueva favorita para intentar molestar a Josefina y asegurarse con ella algún tipo de influencia sobre el emperador. Cuando a su regreso de Austerlitz Napoleón le hace una visita le hace fijarse en una de sus damas, Eleonora Denuelle de la Plaigne. Tiene diecinueve años, es alta y morena con ojos negros y posee un busto importante. Bonaparte se encandila con ella y pronto se hace con la situación. Eleonora, sin embargo, no está demasiado entusiasmada con el emperador y a veces, cuando pasan un rato juntos, aprovecha una distracción o algún ensimismamiento para adelantar el reloj y que la cita tenga una conclusión lo más rápida posible.

Napoleon

- Eleonara, encinta de Napoleón Bonaparte


Pero, de pronto, surge una situación inesperada. Eleonora está encinta. ¿No se dudaba de la capacidad generadora del emperador? Él, sin embargo, aún no se hace demasiadas ilusiones y prefiere esperar al desarrollo de los acontecimientos. Mientras tanto, la instalará en la calle Victoria en una elegante casa en la que Napoleón la visitará de vez en cuando hasta que abandona París para iniciar la guerra contra los prusianos. Meses más tarde, cuando está en lo más fuerte de la campaña contra los rusos, recibirá la noticia: Eleanora ha tenido un hijo el trece de diciembre, al que llama León. El emperador, hasta que no regresa de Polonia y ve al pequeño León, no queda absolutamente convencido de ser padre. Pero, el aspecto del bebé no le engaña, con esa cabeza, esa boca y esos ojos, que parecen el vivo retrato de su padre.