jueves, 5 de diciembre de 2013

"Pollo a la Marengo"



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Normalmente Napoleón Bonaparte almuerza solo en su mismo despacho en un velador de caoba. Come mal y apresuradamente. Sin ninguna limpieza. Con frecuencia se mancha el uniforme y pica de un plato a otro sin orden alguno, pasando de los entremeses a los postres y regresando a las salsas en las que moja pan con placer. Le gustan las chuletas, el pecho de cordero, el pescado frito, las judías, las lentejas y las pastas italianas, pero su plato favorito es el pollo salteado con tomate y hierbas aromáticas que han bautizado como Pollo a la Marengo. Bebe Chambertin mezclado con agua y le dan tan poca importancia a la bebida como a la comida.

Pollo

- Napoleón Bonaparte aprovecha sus breves momentos de relajación


En ocasiones bromea con Dunan y le dice: "¡Ah, Dunan, sois vos más feliz siendo mi jefe de comedor, que yo siendo emperador!" Otras veces pide que le lleven a sus sobrinos y juega con ellos riendo como un abuelo chocho las gracias de sus nietos con quienes se le cae la baba. Su favoritismo con Napoleón, el hijo de Hortensia y de Luis que quiso nombrar su heredero, es evidente, y le deja picar de su plato y juntos se embadurnan de comida. En estos momentos breves de relajación recibe a algunos de sus amigos artistas, Talma, David, Arnault, Fontaine... o suele bajar a las habitaciones de Josefina, donde ésta ha almorzado con sus damas, y trastorna con sus bromas la conversación.