jueves, 4 de julio de 2013

Napoleón Bonaparte, de primer cónsul a emperador (I): Napoleón, primer cónsul



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La primera actuación del Consulado fue la aprobación, en un tiempo récord, de una nueva carta constitucional: la Constitución del año VIII. De acuerdo con ella, Napoleón Bonaparte asumía el cargo de primer cónsul, lo que ponía en sus manos todos los poderes, ya que los otros dos cónsules tenían un papel meramente consultivo.

Napoleon, primer consul

- Características de la nueva Constitución


El poder legislativo, atribuido a dos asambleas, el Tribunado y el Cuerpo legislativo, estaba claramente subordinado al poder ejecutivo. Formalmente, la nueva constitución volvía a introducir el sufragio universal, pero sólo en el caso de plebiscitos relativos a modificaciones constitucionales. Un complejo mecanismo electoral confería al primer cónsul amplios poderes de intervención en el nombramiento de los componentes de las asambleas legislativas. Estas últimas eran tan sólo una copia pálida, desvirtuadísima, de aquellos órganos electivos en los que, durante todo el período revolucionario, se habían decidido los destinos políticos de Francia.

- Las circunstancias, a favor de la dictadura de Napoleón Bonaparte


Los acontecimientos exteriores contribuyeron en no pequeña medida a la consolidación de la dictadura personal de Napoleón. En los primeros meses de 1800, éste había conseguido, por vía diplomática, la retirada de Rusia del frente anti-francés. En junio del mismo año, el ejército napoleónico infligía en Marengo una decisiva derrota a los austríacos, que hacía salir al imperio de los Habsburgo de la segunda coalición. El posterior tratado de Lunérville (febrero de 1801) confirmaba los términos de la paz de Campoformio. Austria reconocía la existencia de algunas repúblicas autónomas filofrancesas, como la república Bátava (Provincias Unidas) y la república italiana (es decir, la ex república Cisalpina, colocada bajo la presidencia del propio Napoleón).

Por último, la paz de Amiens (1802) puso fin a la hostilidad de Gran Bretaña, cansada ya de la prolongada duración de la guerra. Tanto los franceses como los británicos pudieron dedicarse finalmente a la resolución de los problemas internos más urgentes.

----------

- Napoleón Bonaparte, de primer cónsul a emperador


+ Napoleón Bonaparte, de primer cónsul a emperador (II): la reforma del Consulado

+ Napoleón Bonaparte, de primer cónsul a emperador (III): el golpe monárquico