sábado, 2 de marzo de 2013

El paso de los Alpes



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Para que crean a Napoleón Bonaparte es necesario ante todo que sus previsiones se cumplan y a eso dedica todos sus esfuerzos. Napoleón ha estudiado muy bien los problemas que plantea el cruce de los Alpes. Aníbal fracasó intentando cruzarlos por las cimas, él lo intentará por el único paso existente, allá donde los Apeninos se juntan con los Alpes. Es la primera vez que tiene que dirigir grandes contingentes de tropas, pero suple su inexperiencia con un veloz aprendizaje y no demuestra la menor preocupación al mostrar su ignorancia y preguntar hasta por los detalles más nimios. En el fondo él sabe que su capacidad de clasificación es superior a la de los demás y su vasta cultura le permite análisis más certeros. Desde un comienzo sigue los principios de Guibert: ser más fuerte que nadie en un punto. Esto le permite vencer a los diferentes ejércitos del enemigo, que además no le espera hasta la época del deshielo.

Napoleón, por el contrario, no tiene intención de esperar a que se ablande la nieve y puedan existir riesgos de aludes. Exigiendo un esfuerzo casi sobrehumano de sus hombres logra finalmente avistar la llanura del Piamonte tras la victoriosa batalla de Lodi. Él mismo se expuso personalmente y forzó la victoria y el ejército entero le otorga su confianza y se rinde a sus designios. Es entonces cuando el general Bonaparte es verdaderamente consciente de sus posibilidades. Ni el sitio de Tolón, ni su actuación en Vendimiario le habían hecho considerarse un hombre superior, pero en Lodi, una vez realizados unos proyectos largamente meditados y acariciados, sabe que sus ambiciones pueden cumplirse y que no hay meta lo suficientemente alta como para que queda fuera de su alcance. Años más tarde dijo a Gourgaud: "Veía huir el mundo a mis pies, como si fuera llevado por los aires".