martes, 4 de diciembre de 2012

El Sitio de Tolón



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Los federalistas de Tolón, que habían sido sometidos al poder de Robespierre, habían pedido ayuda a los ingleses en su pretensión de retornar al antiguo régimen. Esto era especialmente preocupante ya que Lyon había enarbolado la bandera monárquica y a través de Tolón se podría formar un ejército que alcanzase a unirse con las tropas de Piamonte y los lioneses rebelados. Era vital recuperar Tolón y aislar a los rebeldes.

Cuando Napoleón llega a hacerse cargo de la artillería traza rápidamente un plan. Cuando, como simple viajero, había pasado por Tolón su mirada de artillero había examinado la rada y dispuesto imaginariamente sus baterías. Ahora tenía la oportunidad de realizar su sueño y así se lo propuso al general Carteaux, antiguo pintor de retratos que el azar revolucionario había situado al frente de las tropas francesas. Carteaux rechaza el plan y Salicetti, que estaba presente en su condición de comisario de la Asamblea, logra que se releve al incompetente general y lo sustituye por Dugommier, veterano soldado, que da su confianza al joven capitán.

Además, Napoleón ha enviado un memorándum a París con su proyecto de bombardeo de Tolón en el que se contienen unos primeros consejos de carácter general que expresan sus pensamientos tácticos de entonces:
"No es conveniente diseminar los ataques, sino, antes al contrario, reunirlos. Cuando se consigue abrir brecha, el adversario pierde el equilibrio, su resistencia se vuelve inútil, la partida está ganada. Hay que dividirse para vivir y concentrarse para combatir. No hay victoria sin unidad de mando. El tiempo es el factor esencial".
Fuente:
Napoleón Bonaparte, Grandes biografías (Juan Van den Eynde)