martes, 23 de octubre de 2012

Sus Primeras Batallas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La cultura de Leticia era escasa y apenas pudo enseñar a sus hijos más que el dialecto corso, pero les mandó a un colegio de niñas en el que Napoleón no se esforzaba apenas. Después le ingresó en el colegio de Ajaccio donde Napoleón aprende a leer con el abate Recco, de quien no se olvidará en toda su vida.

Allí juega en los recreos a romanos y cartagineses. José está bajo la enseña de Roma y Napoleón bajo la de Cartago, un hecho que le desagrada profundamente ya que la historia hizo victoriosos a los romanos. El pequeño Napoleón ruega al abad incansable hasta que logra que le cambien de bando y le alisten entre los romanos, los vencedores. Es un muchacho pequeño y tímido, aunque de torso poderoso, y destaca por su pasión encendida y su gusto por las Matemáticas y el aislamiento, así como por una determinación implacable que le lleva a dominar a su hermano José que, con dieciocho meses más que él, se ve obligado a hacerle los deberes y prestarle cierta sumisión.

Fuente:
Napoleón Bonaparte, Grandes biografías (Juan Van den Eynde)