sábado, 27 de octubre de 2012

Cadete Gentilhombre



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Cuando acaba sus estudios en Brienne, aún no sabe si será marino o artillero. Su madre sufre e intenta desviar a su hijo de la carrera naval, a pesar del interés que tiene en ello el inspector de las Escuelas. Sin embargo, finalmente un nuevo inspector le destina a la artillería y es nombrado cadete-gentilhombre. En septiembre de 1784 Napoleón sale con destino a la Escuela Militar en París. Allí se encuentra en un ambiente en el que los futuros oficiales son tratados con todo lujo y rodeados de numerosos criados. A Napoleón, cuya economía no le permitía tales gastos, le horrorizaba esta situación y afirmaba que "mejor hubiera sido que les obligaran a comer pan de munición, a desempolvarse ellos mismos los trajes, a limpiarse las botas", a fin de que adquirieran una mejor preparación para su futura vida de soldado.

Durante este año en París Napoleón parece más alegre, aunque continúa desdeñando las mismas materias que en Brienne y sólo se interesa por las Matemáticas y la Geometría. Su francés escrito sigue siendo defectuoso y su profesor de Alemán, Bauer, llega a afirmar que "no es más que una bestia". No obstante, Napoleón, que ve que su futuro como militar está cada vez más cercano, se encuentra más alegre y confiado. En la Escuela los conflictos de la época se mimetizan y los pequeños nobles, los becados, se pegan con los hijos de los grandes señores. Napoleón participa activamente en estas trifulcas en las que tiene ocasión de descargar su odio antifrancés y comienza un poema sobre la libertad de su isla que comenzaba con un sueño en el que Córcega le tendía un puñal diciéndole: "Tú serás mi vengador".

Los exámenes le son satisfactorios y sus superiores escriben de él:

"Reservado y trabajador, prefiere el estudio a toda especie de recreo; gusta de la lectura de los buenos autores, singularmente aplicado a las ciencias abstractas... Silencioso y amante de la soledad; caprichoso, altivo y extremadamente propenso al egoísmo; de pocas palabras, enérgico en sus respuestas, pronto y mordaz en la réplica, con mucho amor propio: ambicioso y aspirando a todo".

Stendhal afirmaba también que junto a su nombre se había escrito: "Corso de carácter y de nacimiento, este muchacho llegará lejos, si las circunstancias le favorecen".

Napoleón pide que se le destine en alguna guarnición del sur para estar lo más cerca posible de su país natal. Su padre, Carlos, ha muerto a la edad de treinta y nueve años y Napoleón tiene en ese momento la sensación de que es el cabeza de familia. Una razón más para mostrarse aún más frugal y espartano en su vida. En septiembre de 1785 Napoleón es nombrado segundo teniente en el regimiento de artillería de La Fère, en Valence, y tiene que recorrer una parte del camino a pie al incorporarse a su destino por falta de dinero.

Fuente:
Napoleón Bonaparte, Grandes biografías (Juan Van den Eynde)